¿Se te ha salido un retén?. En el "truco" de hoy os comentamos una reparación que podéis hacer, de forma provisional, si cuando estáis haciendo bicicleta os salta un retén de vuestra horquilla y estáis en algún lugar donde no tenéis recambio original.

 

En los labios exteriores del retén hay unas gomas que son las que hacen la fuerza para que el retén no salte por la presión al hacer trabajar la horquilla. Estas gomas, una vez que ya ha saltado el retén de su sitio por un mal funcionamiento del mismo, suelen perder su forma (adherencia y grosor) y dejan de hacer la fuerza suficiente para aguantar el retén; esto es, normalmente aunque volvamos a poner el retén en su sitio este volverá a saltar.

Nuestro consejo de reparación “provisional” es coger cinta de teflón y darle de una a dos vueltas (dependiendo del desgaste de las gomas del retén) alrededor del retén y con cuidado de no rallar las barras de la horquilla volver a encajar el retén en su posición original.

Esperamos que os haya sido útil ^_^ y recordar que la manipulación de los componentes las haceis bajo vuestra responsabilidad. Hacerlo con cuidado :D