Cada vez son más las personas que se animan a viajar con su bicicleta. Se trata de una de las mejores maneras de unificar diversión, deporte y viaje en una misma tarea. Además, viajar en bicicleta es un medio de viaje muy saludable, pues, además de los beneficios ligados a la salud y a nuestro bienestar, también ofrece ventajas en cuanto al ahorro económico que supone dejar nuestro coche en el garaje o ahorrarnos el billete de transporte alternativo.

No obstante, al viajar en bicicleta, debemos tener un mayor control sobre todo aquello que nos vamos a llevar a nuestro viaje. Por un lado, debemos economizar nuestro equipaje, pues lógicamente un mayor peso será un mayor impedimento a la hora de pedalear. Por otra parte, necesitaremos algunos objetos que, seguramente, usaremos a lo largo de nuestro trayecto.

Si nunca hemos realizado un viaje en bicicleta, será normal que andemos perdidos a la hora de saber que debemos llevarnos. A continuación vamos a hacer un recorrido alrededor del equipaje básico de la bicicleta, para que podamos saber qué necesitaremos llevarnos gracias a su utilidad.

¡Toma nota!

Elementos de protección

Los elementos de protección deben encabezar nuestra lista, pues son los que van a protegernos en caso de sufrir un accidente sobre la bicicleta. Debemos tener en cuenta que los viajes en bicicleta pueden ser bastante largos, además de recorrer carreteras bastante transitadas. El casco es el elemento de protección principal, así como otros elementos como pueden ser coderas o rodilleras.

Hidratación

La hidratación es muy importante, porque nuestra salud dependerá de ella. En muchas ocasiones, nuestro viaje nos va a impedir parar a tomar un refrigerio, por lo que deberemos llevar agua u otro líquido hidratante encima. Para ello, encontramos diferentes opciones: instalar un bidón y un portabidón en nuestra bicicleta o bien optar por una de las mochilas de hidratación que existen actualmente.

Cuidado corporal

Debemos tener en cuenta que, si viajamos por el día, podemos hacerlo bajo un intenso sol que pueda ser perjudicial para nuestra piel. Por ello, el cuidado corporal es una categoría imprescindible; contiene elementos que pueden protegernos de las consecuencias solares. Las cremas protectoras de sol (recomendable que sea de factor 50 o superior) son una buena opción para evitar quemaduras producidas por las altas temperaturas. Las gafas de sol, así como las gorras y pañuelos, también son buenas opciones para aislar nuestra cabeza de los rayos directos.

Un pequeño (pero completo) botiquín

Llevar un completo botiquín es importante para poder curar cualquier tipo de herida que podamos sufrir como consecuencia de nuestra bicicleta. desde rozaduras hasta posibles caídas, o dolores musculares o de cabeza. Por ello, nuestro botiquín debe de estar provisto de gasas, esparadrapo, tiritas y tijeras, así como agua oxigenada, alcohol, Betadine, analgésicos, antiácidos, antibióticos y cualquier otro medicamento que nos pueda llegar a hacer falta en algún momento de nuestro viaje.

Toallitas higiénicas

No solo están hechas para bebés; también para adultos que viajan en bicicleta. Las toallitas higiénicas permiten mantener la higiene, aunque no tengamos una ducha cerca. Además, pueden servirnos como pañuelos y recoger nuestro sudor de la frente o de otras partes del cuerpo, aportando frescura.

Batería del móvil perfectamente cargada, y cargador

Siempre que salgamos a pedalear con la bicicleta debemos llevarnos nuestro dispositivo móvil con la suficiente batería para poder usarlo en cualquier momento sin problemas. Gracias a él podemos estar en contacto con nuestra familia, o llamar a emergencias en caso de haber sufrido un accidente. Por ello, resulta imprescindible que la carga sea buena, así como cargar con el cargador para poder realizar una carga antes de salir con la bicicleta. Una batería alternativa totalmente cargada también sería buena opción, sobre todo si nuestro viaje va a ser de larga duración y no tendremos acceso a corriente eléctrica durante horas.

Cadena antirrobo

Si, en muchas ocasiones necesitaremos aparcar nuestra bicicleta e incluso perderla de vista. Suele pasar en esos momentos en que vamos a tomar algo o a tomarnos un descanso. Es importante, por ello, evitar que pueda desaparecer. Las cadenas antirrobo y otros elementos con esta misma función pueden ser muy útiles.

Papel higiénico

Las emergencias de este estilo son emergencias de verdad, y en ocasiones no pueden planificarse. Por ello, llevar algún rollo de papel higiénico es más que recomendable.

Con esta lista de objetos imprescindibles a la hora de viajar con nuestra bicicleta, tendremos controlados los elementos fundamentales y que más papel nos pueden realizar. Podremos encontrar y comprar muchos de ellos en el portal de ciclismo www.corebicycle.com, por lo que no necesitaremos buscar y buscar en tiendas físicas. De esta manera, podremos hacernos con todas las compras ciclistas necesarias a través de nuestro móvil, con un solo click.

Créditos Foto: ZavgSG