La presión de los neumáticos en las ruedas de btt es uno de los puntos más importantes tanto para un buen pilotaje como para ir de manera segura.

Y la pregunta del millón sería ¿qué presión es la idónea para los neumáticos de mtb? Pues bien, si alguien espera o quiere una respuesta simple que no siga leyendo. Ahora si quieres acabar entendiendo que puntos se deben tener en cuenta para saber llegar a conseguir la presión correcta para TUS neumáticos, no dejes de leer este artículo.

 

Aunque antes de profundizar veamos cómo se mide la presión. Para medir la presión de neumáticos se pueden usar dos medidas, BAR y PSI:

 

  • BAR: Es la unidad de presión que equivale a un millón de barias, lo que sería una atmósfera terrestre (1 ATM). Por lo tanto, si inflamos un neumático a 2,5 BAR tiene una presión de aire de aproximadamente 2,5 ATM.

  • PSI: Es la unidad de medida anglosajona para medir la presión. Una atmósfera equivale a aproximadamente 15 PSI. Por lo tanto, con el ejemplo anterior, un neumático a 2,5 BAR tendríamos a una presión de PSI (2,5x15=37,5)

 

Para empezar, un punto muy importante para ajustar la presión de los neumáticos es algo tan simple como su estado, el desgaste del dibujo, si están agrietados, laterales resecos… Seguimos por tener en cuenta el mismo rider, su peso, su manera de pilotaje…

Presiones para los neumáticos

Un punto muy importante a tener muy claro es la afectación directa de la presión de los neumáticos sobre la conducción de la bici, así como a cómo reacciona frente a diferentes obstáculos o terrenos. Entonces, cuando un neumático está con una presión demasiado alta, nos va a producir rebotes de la bicicleta frente a los obstáculos, el rendimiento en curva disminuirá y habrá una mayor probabilidad de reventón.

 

Por lo contrario, si la presión que llevamos en los neumáticos es demasiado baja las consecuencias van a ser, una mayor probabilidad de pinchazo, una pérdida en la eficiencia del pedaleo y pérdida de control en los derrapes y frenadas.

Llegados a este punto, seguimos con la misma duda, sabemos que poca presión no es buena, pero mucha tampoco, y que depende del estado de los neumáticos, del tipo de neumáticos y también de la persona que lleva la bicicleta. Así que con tantas variables es imposible dar una fórmula mágica, pero desde CoreBicycle os queremos aportar unas pequeñas reglas que os puedan ayudar a afinar un poco más con vuestra presión ideal.

 

Reglas básicas desde las que empezar a buscar la presión ideal serían:

 

  • Si llevas neumáticos Tubeless debes tener presente que funcionan mejor a presiones bajas.

  • Dependiendo del compuesto de nuestros neumáticos, si son de un compuesto blando rinden mejor a presiones más altas que los de compuestos duros.

  • Los ciclistas de un mayor peso deberán llevar una mayor presión.

  • Las medidas de los neumáticos también van a influir, por lo tanto, los neumáticos, por ejemplo, de 1.8 necesitarán presiones más altas. Por el contrario, los neumáticos, por ejemplo, de 2.2, necesitan menos presión.

 

Teniendo en cuenta estas cuatro reglas básicas que os hemos comentado y siguiendo unos pequeños trucos estamos seguros que llegaréis a tener la presión ideal para vuestros neumáticos.

Para ello os explicamos un procedimiento práctico a base de prueba y error. Inflaremos los neumáticos a una presión bastante alta, sin pasarnos del máximo marcado por el fabricante. Saldremos a rodar sobre el terreno para observar cómo se comportan los neumáticos. Entonces entramos en un proceso de ir reduciendo en 5 PSI o 0,3 BAR la presión. Una vez reducida la presión volvemos a realizar el mismo recorrido y nos fijamos en su comportamiento, adherencia y suavidad de conducción.  Este procedimiento lo iremos repitiendo tantas veces como sea posible, sin llegar a poner en peligro los neumáticos con una presión demasiado baja que pueda provocar un pinchazo por pellizco con la llanta.

Mirar la presión de los neumáticos

Siguiendo la metodología anterior y fijándonos y anotando las sensaciones en cada una de las pruebas llegaremos a ver que presión es la que más se nos ajusta a nuestra manera de conducción. También se deberá tener muy en cuenta que el terreno también es una variable en este proceso, por lo que no es lo mismo rodar por pista fina, que por senderos pedregosos.

Esperamos que con estas pocas reglas básicas podáis empezar a buscar vuestras presiones ideales. No dejéis de probar, probar y probar… Como hemos repetido, no existe una fórmula mágica y son tantas las variables a tener en cuenta para llegar a tener la presión ideal que nos debemos basar en probar, rodar, probar, rodar…. Hasta llegar a encontrarla.

Con esto finalizamos el artículo para esta entrega. Esperamos que lo hayais podido encontrar interesante. En cualqueir caso podreis encontrar herramientas necesarias para el control de presión en el Buscador de CoreBicycle de productos de ciclismo.

Ver Herramientas en CoreBicycle

Enjoy & Ride,

Written by Joan Delgado

Follow us:

CoreBicycle Team

http://www.corebicycle.com