¿Qué está pasando en la industria de las transmisiones para bicis de MTB?

Los platos y su trayectoria durante los años. Empezamos que íbamos con 3 platos, nos quitaron uno para dejarlo en 2 y ahora vamos con un solo plato. Vamos a repasar un poco esta trayectoria... :D

 

Nueva semana, nuevo artículo. En esta vez os queremos hablar sobre los platos y las diferentes versiones que hemos tenido durante estos últimos años.

Ya en “antaño” teníamos las bicis sin ningún tipo de cambio, todos disfrutaban o sufrían el tener un único desarrollo y luchar contra él con la fuerza física que cada uno tuviese.  En poco tiempo llegaron los cambios, los tres platos.

Con esta aportación por parte de los fabricantes, ayudaron a que los diferentes tipos ciclistas pudieran acceder al mountain bike teniendo diferentes niveles de forma física. De esta manera ya podíamos disfrutar de la bici por la montaña sin tener que realizar un esfuerzo tan y tan grande. Con tres platos se han disfrutado de muchos años de bici pero como estamos en un mundo donde siempre hay que innovar, y somos inquietos, empezaron a llegar las novedades. Hoy en día ya estamos con diferentes soluciones como los dos platos o el monoplato.

En este artículo queremos hablaros un poco de las tres soluciones que tenemos hoy en día: ¿3 platos, 2 platos o monoplato?

Los tres platos. La primera solución de cambio que se popularizó con las bicicletas de montaña, pero que hoy en día solo se montan en las bicicletas más sencillas o gamas bajas. Esta solución normalmente viene acompañada de 9 piñones. Los tres platos y nueve piños podríamos decir que es la solución más versátil ya que aporta desde un desarrollo que nos permite subir pendientes con fuerte desnivel sin tener que aplicar un gran esfuerzo, hasta un desarrollo que permite grandes velocidades en llano. Aunque tenemos muchas combinaciones con los tres platos y nueve piñones también es cierto que muchas de ellas no las podemos usar debido a que la cadena queda demasiado cruzada.  Como resumen podríamos decir que los tres platos es una buena solución para personas con poco nivel físico, que ofrece solución a prácticamente cualquier escenario de montaña, pero con un peso superior a los dos platos o monoplato.

 3 platos, 2 platos, 1 plato ¿qué diferencia hay? ¿Qué es mejor? ¿ventajas e inconvenientes?

Los dos platos, se empezaron a introducir hace unos años y hoy en día muchas de las bicicletas de gama media-alta van con este acabado. Un montaje donde los mountain bikers se engancharon muy rápidamente, ya que sus ventajas son varias. Normalmente se monta con un piñón más que los tres platos, o sea 10 piñones. Entre las ventajas que aporta podemos empezar a comentar el peso. Esta solución se ofrece con un peso menor que los tres platos, nos podemos olvidar de los problemas de cruce de cadena, ya que se pueden usar sin problema todas las combinaciones entre platos y piñones. Si buscamos la buena combinación, podemos llegar a tener las mismas combinaciones que con los tres platos. Por ejemplo, podemos optar por un 38-24 en platos y un 11-36 en el cassette. Por lo tanto, teniendo en cuenta la combinación que mejor nos vaya, podremos tener los desarrollos necesarios para el tipo de ruta en las que solemos rodar, ya que simplemente se trata de escoger la medida de platos correcta.

Por lo tanto, a modo de resumen, podríamos decir que los dos platos nos aportan las mismas combinaciones que un tres platos, se nos reduce el peso, evitamos problemas mecánicos relacionados con la cadena.

 3 platos, 2 platos, 1 plato ¿qué diferencia hay? ¿Qué es mejor? ¿ventajas e inconvenientes?

El monoplato, ha sido una aportación que nos han hecho los fabricantes muy recientemente, pero que se ha extendido de una manera muy rápida. Normalmente viene montado 1x11, por lo que se llega a tener un piñón de 42 dientes, que combinado con el plato correcto podemos llegar a ir muy cómodos, aunque normalmente viene acompañado de un buen estado de forma física. Aquí, tenemos dos opciones, o estamos muy, muy fuertes para montar un plato grande de 34 o 36 dientes, o bien deberemos escoger entre tener una transmisión que nos aporte soltura subiendo, pero perdiendo cadencia en llano con un plato de 28. O bien un plato más grande como un 34 o 36 que nos dará esa cadencia necesaria en llano, pero deberemos tener unos buenos motores por piernas para poder subir esas grandes cuestas. En este caso, imposible tener problemas con los cruces de cadena y nos ahorramos los problemas típicos del desviador.

3 platos, 2 platos, 1 plato ¿qué diferencia hay? ¿Qué es mejor? ¿ventajas e inconvenientes?

Para no tener problemas con la típica “chupada” de cadena, los platos en esta solución tienen unos dientes más largos y se alternan los dientes con uno más ancho y otro más estrecho. El 1x11 también nos ofrece un peso menor, al tener un único plato y no tener desviador. Por poner una pega al 1x11 podríamos decir el precio, ya que es elevado. Aunque en los últimos meses, tenemos ya muchos fabricantes dando soluciones 1x11 con distintas gamas, donde ahora empezamos a encontrar precios más ajustados.

Y hasta aquí nuestra dedicación a las diferentes soluciones de desarrollos. Esperamos que os podamos haber proporcionado una buena lectura, aportado algo más de conocimiento respecto a este tema.

Esperamos que si estabais pensando en un cambio os hayamos dado un poco de luz para la toma de decisión, y como no, que, si queréis encontrar el mejor precio, no dudes en buscarlo en CoreBicycleCoreBicycle os va a poder ayudar a encontrar cada uno de los desarrollos de los que hemos estado hablando, aprovechando su capacidad de búsqueda y su gran cantidad de tiendas online incorporadas.

Enjoy & Ride,

Written by Joan Delgado

Follow us: CoreBicycle Team