Y por segundo año consecutivo CoreBicycle volvió a participar en Terra de Maquis. Una gran prueba, o reto, que evidentemente no deja indiferente a nadie. Tanto si se consigue acabar como sino.

 

Un fin de semana 100% MTB con dos etapas:

  • Sábado, 140km y 3700m+

  • Domingo, 100km y 3000m+

Un track donde prácticamente todos sus kilómetros transcurren por senderos. Como algún biker comentaba, “no es una ruta de senderos, sino que simplemente es un sendero de 140km y otro de 100km”. Y cierto es que mucha razón no le faltaba al comentario.

Terra De Maquis 2014 CoreBicycle

Pero volviendo al track, podemos decir que es para apasionados del MTB, con subidas imposibles que te retan, con senderos rápidos de bajada que te dejan disfrutar, con bajadas técnicas divertidas y bajadas muy técnicas para aquellos más atrevidos.

 

Las zonas por donde transcurría la prueba eran agradecidas. Se cruzaron ríos, se pasaron acantilados, zonas con vistas preciosas… total, un bonito paisaje para disfrutar, siempre y cuando te la pudieras permitir.

 

La organización simplemente espectacular. Muchísimos voluntarios que te ayudaban en cualquier momento, muchos fotógrafos repartidos por toda la ruta y por la que se iban moviendo,  gente de la organización que te encontrabas en el rincón menos esperado y avituallamientos  bien colocados. Asistencia mecánica prácticamente en todos los avituallamientos, en algunos con la empresa colaboradora y en otros con voluntarios con conocimientos suficientes que te salvaban de algún apuro. Los puntos de mecánica siempre son de agradecer ya que en una ruta tan larga y exigente puedes tener algún problema mecánico y tener que abandonar por ello, y eso a nadie le gusta.

Como novedad del 2014, la salida y llegada tanto del sábado como del domingo era en el mismo punto. Bajo nuestro criterio un acierto, ya que el ambiente que allí se creó durante todo el fin de semana fue espectacular.

Nuestra llegada el sábado algo antes de las 6:00, directos a la carpa comedor a desayunar algo. Allí nos encontramos con los bikers que ya habían llegado la tarde/noche del viernes. Salida a las 7:00, un ambiente increíble, más de 200 bikers con nervios, un DJ que no cesaba en motivarnos (otro gran acierto).Terra De Maquis 2014 equipo CoreBicycle

10, 9, 8, 7, 6, 5… el rugir de las motos que abrían pista, una bocina preparada, 4, 3, 2, 1 pero que no llegó a sonar (cosas del directo) pero que hizo que todos empezásemos a pedalear. Por delante algo más de 140km que sabíamos, por experiencia y por conocer a los organizadores, que iban a ser duros, muy duros.

El tiempo nos respetó durante la mañana y pudimos disfrutar, en la medida que la exigencia del track lo permitía, de los paisajes.

Hacia mediodía se complicó y empezaron a caer las primeras gotas, que más tarde pasó a ser una buena granizada. Los últimos quilómetros por suerte el tiempo nos permitió tener una llegada sin lluvia.

Una vez en Castellnou, ducha, lavar bici, cenar, preparar las cosas para el domingo y a dormir para recuperar, que todas las horas eran pocas.

El domingo a las 7:30  volvía a sonar la bocina silenciosa ;-). En esta segunda etapa bastantes participantes se habían retirado por un motivo o por otro. Una salida esta vez más familiar.

Esta segunda etapa, aunque era de menos kilómetros, no iba a ser ni mucho menos fácil. Para empezar ya costaban las primeras pedaladas y más cuando a los pocos metros ya teníamos una subida rompedora. Con eso ya podíamos considerar que habíamos realizado el calentamiento.

El resto de los kilómetros un poco más de lo mismo, mucho sendero con el que te daba la sensación de que solo pasaba el tiempo porque los kilómetros no había manera.

De todos modos, no era ninguna sorpresa, sabíamos muy bien a lo que veníamos. Poco a poco se iban sumando kilómetros y cada vez estaba más cerca el tan deseado arco de llegada. Por mi parte, lo pasé un poco mal cuando rasgué la cubierta con alguna piedra, supongo, y se hizo un pequeño corte. Tuve la esperanza que se cerrara con el líquido tubeless, pero no. Decido pararme y probar con una bombona antipinchazos que llevaba en la mochila, pero después de hinchar la rueda y unos pocos centenares de metros ya veo que vuelvo a tener la rueda igual. Por suerte, no se me llegaba a vaciar del todo, por lo que tocaba rodar con muy baja presión y bajándome en cualquier pequeño escalón. Así como 8 o 10 km hasta el penúltimo avituallamiento en el km 80.

Al llegar al avituallamiento veo que había servicio de mecánica. Esa era mi esperanza, que aunque llevaba las herramientas y material necesario no quería perder más tiempo del que ya había perdido. Al llegar, les entrego la bici y les pido si por favor me pueden meter en la rueda delantera la camara que les doy. De esa manera debería poder seguir sin problemas. Con una gran sonrisa me dicen que evidentemente que sí. Una gozada, poder estar comiendo algo mientras te solucionan los problemas de la bici. En cuanto acaban con la bici, la cojo y de vuelta a rodar. Ahora tocaba apretar e intentar recuperar el tiempo perdido.

Lo siguientes kilómetros los voy haciendo bastante bien, físicamente me encuentro bien y poco a poco voy alcanzando a muchos de aquellos participantes que me pasaron cuando luchaba por solucionar mis problemas con la rueda.

Casi sin darme cuenta me planto en el último avituallamiento, el “Bar Maqui”, donde tienen cerveza. Decido que me he ganado una, así que me tomo una que entra como el agua y de vuelta a rodar, que a falta de 6 o 7 kms, ya todo se ve más cerca, esta vez tenía que acabar siendo maqui sí o sí.

Y ya llegando a la meta, en la casa de colonias de Castellnou, podía oír la música, unos nervios, cosquillas, una sensación rara se empezaba a apoderar de mí… Sí, ahora sí me iba a convertir en MAQUI.

 

Al entrar al recinto de llegada el reto de participantes que ya habían finalizado, te van animando, “venga Maqui que ya lo tienes!!”, “eres un Maqui!!”…  Poco después veo mi familia ahí sentados en un muro esperando pacientemente mi llegada. Eso provoca aún más esa sensación de hormigueo por todo el cuerpo.  30 metros curva a la izquierda y los últimos 20 metros…

 

Esa imagen al girar a la izquierda, ver el arco de llegada, los componentes de la organización, el resto de bikers, la familia y amigos hacen que me entren ganes de parar ahí unos segundos para disfrutarlo. Pero no puedo, las ganas de pasar esa veintena de metros y encontrarme con los míos me puede.

Esta vez sí, y ha tenido que ser a la segunda, acabo Terra de Maquis, convirtiéndome así oficialmente en un Maqui.

Saludos, risas, besos, abrazos… unos minutos de inmensa alegría.

Ahora tocará esperar a TDM15… tic tac tic tac…

Encuentra en el Buscador de CoreBicycle de productos de ciclismo, todos los componentes y accesorios que necesitas para poder ir bien equipado al proximo Terra de Maquis!!! Terra de Maquis 2015 allá vamos!!!.

Ver componentes y accesorios de ciclismo

Enjoy and Ride!!

CoreBicycle Team