La bicicleta es el elemento estrella de nuestro deporte favorito: el ciclismo. Resulta especialmente importante, pues sin ella no podríamos practicarlo. Tan importante es tenerla a punto de manera habitual, realizando sus revisiones y subsanando los posibles problemas que vayan surgiendo con su uso, como guardarla adecuadamente para evitar problemas como desgastes y/o robos.

En este sentido, son muchas las personas que dudan acerca de la mejor manera de guardar la bicicleta, bien por falta de tiempo o bien por falta de ideas. En este artículo vamos a intentar darte unos consejos útiles que te permitirán guardar tu bici de manera adecuada y segura.

La necesidad de guardar nuestra bicicleta adecuadamente

Son muchas las razones por las que deberemos prestar especial atención a la hora de guardar nuestra bicicleta. Todas ellas se resumen en la necesidad de tratar nuestra bici con total cuidado, para evitar crear desperfectos u otros posibles problemas. Además, guardando nuestra bicicleta en un lugar seguro evitamos que puedan robarla, por lo que será recomendable hacerlo en algún lugar de nuestra propiedad, y si la propiedad es compartida, deberemos usar agarres lo suficientemente fuertes para asegurar su seguridad.

También deberemos tener en cuenta las condiciones climatológicas a la hora de guardar nuestro vehículo de dos ruedas. El sol y la humedad no resultan buenas compañeras, por lo que será muy recomendable evitar lugares que cuenten con estas condiciones. Además, a la hora de encontrar el mejor sitio para guardarla tendremos en cuenta el espacio, de manera que intentaremos que quede bien recogida sin que nos quite demasiado sitio y/o nos impida usar nuestras estancias de casa con normalidad.

¿Y dónde la puedo guardar?

Existen diversos lugares ideales para guardar nuestra bicicleta. Podrás elegir el más adecuado según tus propias características, referentes a espacio y lugares disponibles. Algunas ideas son:

Aprovechar el garaje

Si tienes garaje de propiedad privada, lo tienes muy fácil; podrás aprovechar para guardar tu bicicleta aquí. En función del espacio con el que se cuente, podrás hacerlo de diferentes formas. Si el garaje es grande, posiblemente puedas apoyarla en alguna pared despejada y a la que no te acerques demasiado. Si el garaje es de pequeñas dimensiones, podrás usar elementos de almacenaje que te permitirán recogerlas de manera que ocupen el menor espacio posible. Los ganchos permiten colgarlas de manera que evitamos que queden por medio. Los soportes para bicicletas permiten sujetarlas y evitar así posibles incidentes al tener que moverlas.

Si el garaje es comunitario, deberás pedir permiso a la comunidad para poder aparcar tu bicicleta en algún lugar de su interior, aunque quede dentro de tu plaza particular. En este tipo de espacios, abierto a otros vecinos, es muy recomendable sujetarla con algún elemento antirrobo, como cadenas.

Guardar la bici en el jardín, patio o terraza

Si tienes un jardín, patio o terraza en propiedad, lo tendrás muy fácil para guardar la bicicleta, sobre todo si es espacioso. Posiblemente, la mayoría de espacio del jardín esté descubierto, por lo que muy probablemente dará el sol de manera habitual. Como ya hemos visto, deberemos evitar que nuestra bicicleta sufra condiciones climatológicas extremas, como las altas temperaturas. Por ello, una de las mejores opciones es guardarla en un armario para exteriores. Estos tipos de armarios suelen estar fabricados de plástico, por lo que no pasa nada si están a la intemperie; van a proteger las pertenencias que guardemos en su interior de manera efectiva.

Lo mismo ocurre si tenemos un patio o una terraza grande. El mismo sistema de almacenaje puede ser usado en cualquiera de estas posibilidades.

No obstante, si la bicicleta va a permanecer a la intemperie, es muy recomendable cubrirla con una cubrebicis. De esta manera, las condiciones climáticas harán menos mella en ella.

Guardarla en casa

Una de las opciones más habituales es guardar nuestra bicicleta en casa. No todos tenemos la suerte de tener espacio exterior para ello. Una de las mejores maneras de hacerlo, sobre todo si nuestras estancias son pequeñas, es colgarla del techo o en vertical sobre una pared, instalando ganchos y colgándola de ellos.

Con estos consejos sobre cómo guardar tu bicicleta podrás coger ideas útiles y aprovechar espacios para no tener tu vehículo de dos ruedas en lugares inapropiados. Recuerda que el portal www.corebicycle.com te ofrece la posibilidad de buscar y comparar precios de todos los productos que necesites para disfrutar del ciclismo, también aquellos relacionados con el almacenaje de tus bicicletas.

Créditos foto: PBFloyd