La bicicleta es el elemento imprescindible si queremos realizar ciclismo. Aunque, en un principio, cualquier tipo de bicicleta puede servirnos para iniciarnos en este deporte, cuando ya llevamos un tiempo en él deberemos actualizar nuestro equipamiento. Esto es muy importante, pues nuestra seguridad será mayor si nuestro equipamiento es de calidad y, además, está en buenas condiciones. Equipamientos demasiado gastados o viejos pueden ponernos en peligro.

bikeinn

En este sentido, la bicicleta es nuestro vehículo y el elemento principal, al que confiamos nuestra seguridad. Por ello, resulta útil llevar un buen mantenimiento y cambiarla cada cierto tiempo, en función de su desgaste y las características, tanto internas (mantenimiento, cuidados, prestaciones…) como externas (climatología que ha soportado, tipos de terreno por los que ha circulado…) que ha experimentado hasta ahora.

Saber detectar a tiempo cuando debe producirse el cambio nos permite adelantarnos a la prevención de posibles accidentes, y realizar unas sesiones de ciclismo mucho más seguras y, por tanto, beneficiosas para nuestra salud.

No obstante, conocer cuando debemos hacer el cambio no es fácil, sobre todo si aún no hemos tenido la oportunidad de pasar por ello. Pero no debemos preocuparnos; existen unas señales que nos van a hacer pensar que el momento se acerca.

Señales que indican que debemos cambiar la bicicleta

Atendiendo a estas 5 señales, podremos determinar cuando se acerca el momento de empezar a comparar diferentes bicicletas para realizar nuestra nueva adquisición.

1-Nuestra bicicleta es vieja y los componentes que usa están desactualizados

Constantemente encontramos nuevos modelos de bicicletas que van saliendo al mercado, con mejores características y componentes, dejando otros obsoletos.

Si hemos estado buscando algún recambio para nuestra bicicleta y no lo hemos encontrado, o en el taller nos han dicho que nuestro modelo tiene piezas desactualizadas, será una señal inequívoca de que nuestra bicicleta ha llegado al tope de su vida útil y está destinada a ser cambiada.

2-Hemos cambiado la modalidad de ciclismo

Quizás, cuando nos iniciamos en este deporte, lo hicimos en un tipo de modalidad en particular y, con los años, hemos ido cambiando. Teniendo en cuenta que lo ideal es elegir aquella bicicleta que se ajuste a la modalidad practicada, puede ser habitual que nuestra bicicleta no se corresponda con nuestra modalidad actual, y haya que cambiarla.

3-La talla ya no se corresponde con la nuestra

No debemos olvidar que las bicicletas también tienen tallas, y estas deben ir en consonancia con la estatura de la persona que las va a llevar. En el caso de niños y/o adolescentes en crecimiento, es muy recomendable vigilar frecuentemente que la talla de la bicicleta corresponde con la estatura actual. Esto aumenta la seguridad en la marcha.

Por ello, si nuestro hijo ha dado el estirón y la bici se le queda pequeña, deberemos cambiarla cuanto antes por otra que se corresponda con su crecimiento actual.

4-Las reparaciones son más caras que una bicicleta nueva

El desembolso económico no termina cuando salimos de la tienda con nuestra bicicleta; las reparaciones y revisiones también tienen un costo que deberemos asumir como garantía de seguridad. Ahora bien; cuando las reparaciones que necesite nuestra bicicleta superen el costo de una nueva, será buen momento para plantearse realizar el cambio. A la larga, no solo nos saldrá más económico, sino que ganaremos en seguridad.

5-Nos hemos hecho un poco más mayores y preferimos planes más cómodos, antes que experimentar velocidad

En este caso, nuestro uso de la bicicleta habrá cambiado, y nos encontraremos inmersos en el punto 2: Nuestra modalidad ha cambiado y ahora, quizás, nos apetece más salir por la ciudad que salir por carretera.

En este sentido, podemos encontrar bicicletas cruiser (especialmente destinadas a pasear por la ciudad), que pueden serte más útiles, en este sentido, que las bicicletas de carretera.

No debemos olvidar que, además de mantener en buenas condiciones nuestra bicicleta y cambiarla cuando la ocasión lo requiera, también deberemos prestar la misma atención al resto de componentes que conforman nuestro equipamiento. Elementos de protección como cascos, máscaras, rodilleras o coderas deben estar en perfecto estado para que nuestra sesión sea segura.

El portal Corebicycle nos permite comparar distintos precios en cuanto a un gran abanico de productos de ciclismo, para ayudarnos a encontrar aquellos componentes que se ajusten a nuestro presupuesto y nuestras necesidades. A través del portal, podremos realizar nuestras compras sin que ello nos quite tiempo de disfrutar sobre nuestra bicicleta.

Créditos Foto: sansara