¿A que ciclista no le ha sucedido? Salimos a pedalear con nuestra bicicleta, y cuando volvemos a casa, nos encontramos con que nuestro equipamiento ciclista se ha manchado de grasa.

Lavar los restos de sudor, e incluso otras manchas menos agresivas es muy sencillo, teniendo unas nociones básicas de limpieza textil y siguiendo las recomendaciones del fabricante, impresas en la etiqueta. Pero las manchas de grasa y/u otros elementos más agresivos son verdaderamente difíciles de quitar. No obstante, antes de desechar la prenda a la primera de cambio y tener que reponerla, podemos optar por lavar la prenda a conciencia y poder alargar su vida útil, algo que contribuirá a evitar el consumismo y cuidar un poquito más a nuestro planeta.

Además, no debemos pasar por alto que existe equipamiento deportivo cuya tela demanda unas determinadas características en cuanto a su cuidado, que también deberemos tener en cuenta a la hora de quitar esa mancha de grasa impregnada en el tejido. Si necesitas saber cómo hacerlo, te recomendamos que sigas leyendo este post. De esta manera, podrás poner en práctica los consejos aportados y maravillarte por sus efectos. Las manchas de grasa ya no supondrán un problema.

Cómo lavar la prenda

Algunas recomendaciones que van a aumentar el éxito del lavado de la mancha de grasa son las siguientes:

  • Lava la prenda cuando la grasa esté lo más reciente posible. Esto, que a veces es difícil, puede ser crucial para eliminar cualquier resto y que el lavado nos ofrezca un buen resultado. Si la grasa está seca cuando vayas a lavarla, humedécela.

  • Utiliza desengrasante: Si tienes por costumbre usar tu bici de vez en cuando, es muy recomendable que tengas desengrasante entre tus productos de limpieza. De vez en cuando es muy probable que te manches de grasa. Generalmente, el desengrasante se aplica sobre la mancha, aunque depende del tipo y de la marca. A la hora de usarlo, lleva a cabo las recomendaciones del envase.

  • Lávala a parte: No mezcles la ropa de ciclismo de la ropa de diario, sobre todo si tiene manchas de grasa. Reserva una lavadora para estos tipos de manchas.

  • Usa programas delicados: Si tu lavadora tiene programa delicado, este será el más adecuado para este tipo de ropa.

  • Evita el suavizante y usa vinagre. Es barato, amigo del medio ambiente y cuida las prendas. Y no, no deja olor. Es una de las mejores opciones para sustituir al suavizante, no solo en el lavado de tu equipamiento textil, sino de toda tu colada.

Como secar la prenda

El cuidado de la ropa ciclista no termina con el lavado; su secado también debe tenerse en consideración, pues será una manera de evitar desgastes innecesarios.

Ten en cuenta los siguientes consejos para ofrecer un secado en óptimas condiciones:

  • Evita la secadora: La ropa de ciclismo está realizada con fibras sintéticas, que pueden estropearse muy fácilmente si están en contacto con altas temperaturas. La secadora emplea temperaturas extremas para ofrecer un secado rápido, por lo que puede empeorar el estado de la prenda en tan solo un secado. Es importante evitar este tipo de electrodomésticos, y optar por otra manera de secado.

  • Tiende al aire libre: Usa tu tendedero y tiende tu ropa ciclista al aire libre. Esta será la mejor opción para que las fibras se oxigenen y se sequen de manera

Créditos foto: Spotshotphoto